Garantizado

No debemos usar la palabra «garantizado» a la hora de vender por varias razones:

Exageración: A menudo, la afirmación de que algo está «garantizado» puede parecer una exageración. Esto puede llevar a la desconfianza por parte del cliente si no se respalda adecuadamente.

  • Ejemplo: «Nuestro producto garantiza el éxito absoluto en todos los casos.»

Falta de control absoluto: En muchos casos, los vendedores no tienen control total sobre el rendimiento o la satisfacción del cliente, por lo que no pueden garantizar resultados específicos.

  • Ejemplo: «Te garantizamos que perderás 10 kg en una semana.»

Expectativas poco realistas: El uso de «garantizado» puede generar expectativas poco realistas en el cliente y, si no se cumplen, llevar a la insatisfacción.

  • Ejemplo: «Este producto garantiza que nunca volverás a enfermarte.»

Potencial legal: En algunos lugares, hacer afirmaciones de «garantía» sin pruebas concretas puede tener implicaciones legales.

  • Ejemplo: «Ofrecemos una garantía de por vida sin restricciones.»

En lugar de «garantizado», es mejor utilizar afirmaciones basadas en evidencia concreta o en la política de garantía de tu producto o servicio. Además, es importante ser honesto con los clientes acerca de lo que pueden esperar. En lugar de prometer garantías inalcanzables, puedes destacar beneficios reales y testimonios de clientes satisfechos para respaldar tu oferta. Esto construirá una relación más sólida y de confianza con tus clientes.

0 Comentarios

    Deja una respuesta

    diecinueve + 12 =

    XHTML: Usted puede usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Compartidos